domingo, 17 de febrero de 2013

DESARROLLO COGNOSCITIVO, 3 PRIMEROS AÑOS.

DESARROLLO COGNOSCITIVO EN LOS PRIMEROS TRES AÑOS.



Estudio del desarrollo Cognoscitivo:

Enfoque Conductista:
Perspectiva del estudio del desarrollo cognoscitivo que se ocupa de los mecanismos básicos del aprendizaje.
Enfoque Psicométrico
Enfoque del estudio del desarrollo cognoscitivo que trata de medir la inteligencia de manera cuantitativa.
Enfoque Piagetiano
Perspectiva  del estudio del desarrollo cognoscitivo que describe las etapas cualitativas del funcionamiento cognoscitivo.
Enfoque Del Proceso De La Información
Estudio del desarrollo  cognoscitivo que hace hincapié en el análisis de los procesos de percepción y organización de la información.
Enfoque De Las Neurociencias Cognoscitivas
Estudio del desarrollo cognoscitivo que se enfoca en la vinculación de los procesos cerebrales con los cognoscitivos.
Enfoque Contextual Social
Perspectiva del estudio del desarrollo cognoscitivo que se centra en las influencias ambientales, sobre todo en las que provienen de los padres y otros adultos.




La Memoria Infantil.



Los científicos del desarrollo han propuesto varias explicaciones para este fenómeno común. Una sostenida por Piaget y otros, es que los primeros sucesos no son retenidos en la memoria porque el cerebro no se ha desarrollado de manera suficiente para guardarlos, Freud creía que los primeros recuerdos se guardan, pero están reprimidos porque suscitan emociones perturbadoras. Otros investigadores sostienen que los niños no retienen hechos en la memoria mientras no puedan verbalizarlos.


Enfoque Psicométrico.

Es casi imposible medir la inteligencia de los infantes. Si se puede probar su desarrollo cognoscitivo.
Las pruebas de desarrollo comparan el desempeño del bebe en una serie de tareas con normas establecidas a partir de la observación de lo que muchos infantes y lactantes pueden hacer a ciertas edades.

Evaluar a lactantes e infantes es otra cuestión, como ninguno de ellos puede decir lo que sabe ni que piensa, la manera mas obvia de medir su inteligencia es a través de la evaluación de lo que pueden hacer. Es difícil saber si es que no saben como hacer las cosas, no tienen ganas, no se dan cuenta de lo que se espera que hagan o perdieron el interés.

Prueba de coeficiente intelectual (CI), están conformadas por preguntas o tareas que se supone que muestran cuanto posee una persona de las habilidades medidas al comparar su desempeño con las normas establecidas por un grupo numeroso de personas que respondieron la prueba en una muestra estandarizada.

Enfoque Piagetiano.

Etapa Sensoriomotriz: los infantes aprenden sobre ellos mismos y su mundo a través de sus actividades sensoriales  y motrices en desarrollo.
Lo que Piaget consideraba como ciertas limitaciones en las primeras habilidades cognoscitivas de los pequeños serian más bien capacidades lingüísticas y motrices inmaduras. Las percepciones de los infantes están muy adelantadas con respecto a sus habilidades motrices, y los métodos actuales permiten a los investigadores hacer observaciones e inferencias sobre tales percepciones.

Enfoque Del Procesamiento De La Información.



Los investigadores del procesamiento de la información analizan y separan partes de una tarea compleja, como las tareas de búsqueda de objetos de Piaget, para averiguar que habilidades son necesarias para llevar a cabo cada componente de esas tareas y a que edad se adquieren.

Habituación: tipo de aprendizaje en el que la familiaridad con un estimulo reduce, lentifica o detiene una respuesta. En otras palabras, la familiaridad provoca que se pierda el interés.

Deshabituación: aumento de la respuesta después de la presentación de un nuevo estimulo.

Preferencia Visual: tendencia de los infantes a mirar mas un objeto que a otro.

Memoria De Reconocimiento Visual: Capacidad de distinguir un estimulo visual familiar de uno desconocido, cuando se muestran los dos al mismo tiempo.

Las diferencias individuales de eficiencia en el procesamiento de la información refleja la velocidad con la que los infantes forman y se remiten a tales imágenes mentales.

Enfoque De Las Neurociencias Cognoscitivas.

Ubican dos sistemas distintos de memoria a largo plazo (implícita y explicita) que adquieren y guardan diferentes tipos de información.

Memoria Implícita: recuerdo inconsciente, por lo general de hábitos y destrezas.

Memoria Explicita: recuerdo intencional y consciente, por lo regular de hechos, nombres y sucesos.

Enfoque Contextual Social.

Por la forma en que el contexto cultural incide en las primeras interacciones sociales que fomentan las competencias cognoscitivas.
El termino Participación Guiada, la participación del adulto en las actividades del niño que ayuden a estructurarla y que introducen la comprensión que el niño tiene sobre ella a la que tiene el adulto.

Desarrollo Del Lenguaje.

Cuando los niños conocen las palabras, las usan para representar objetos y acciones, pueden reflexionar sobre personas, lugares y cosas, y comunicar sus necesidades, sentimientos e ideas con el fin de ejercer mayor control sobre su vida.

Habla Prelingüística: precursora del habla lingüística, emisiones de sonidos que no incluyen palabras, sino llantos, arrullos, balbuceos e imitaciones accidental y deliberada de sonidos sin que haya una comprensión de sus significado.

Primeras vocalizaciones, el llanto es el unido medio de comunicación del recién nacido. Los distintos tonos, patrones e intensidades señalan hambre, sueño o enojo. Entre los tres y seis meses comienzan a jugar con sonidos articulados que corresponden a los sonidos que oyen de los demás.

Gestos, antes de hablar, los bebes señalan. Al parecer, el aprendizaje de gestos ayuda a los bebes a aprender a hablar.

Primeras frases, el siguiente adelanto lingüístico se presenta cuando un niño pequeño junta dos palabras para expresar una idea. Lo común es que la primera frase de un niño se relaciones con acontecimientos diarios, personas y actividades.



------------------------------------------------------------------------------------------------

Los Beneficios Del Gateo.


El gateo, es un desplazamiento cuadrúpedo de un ser bípedo es el primer movimiento, junto con el rastreo, que realiza el ser humano en su etapa de bebé, con la finalidad exclusiva de supervivencia instintiva a través del desplazamiento.

El bebé en esta etapa, a través del gateo, se ve obligado a erguir la cabeza, para poder ver y otear, con lo que estimula y ejercita la musculatura para-vertebral cervical, cinturas escapular y pélvica regulando el esfuerzo para cubrir la distancia, estimula su vista ya que necesita fijarla en un objetivo y no perderlo.

Existe un claro esfuerzo de coordinación cerebral interapofisiaria, para ejecutar movimientos precisos coordinados lineales, bilaterales y simétricos. Además se experimentan nuevas sensaciones como el aumento de los latidos cardiacos por efecto del ejercicio, sudoración, termorregulación.

Entre los beneficios esta, mejora la elasticidad de tobillos y manos, tonifica y aumenta la resistencia cardiovascular, pudiendo obtener beneficios cardiocirculatorios y respiratorios si se realiza un ejercicio adecuado.

Gatear, en especial es una actividad de grandes beneficios para los bebés que bien vale la pena prolongar por bastante tiempo. 
En primer lugar, gatear es un escalón importante hacia la independencia, pues ahora el bebé ya no necesita ser transportado sino que se vale por sí mismo para llegar a donde desea, incluso para encontrar a sus padres cuando les pierde de vista. Esto fortalece su auto estima.

En segundo lugar, el gateo ayuda al bebé a ejercitar y perfeccionar la visión. El bebé debe aprender a "fijarse por donde camina" para no chocar con los objetos, algo que no necesita cuando se le transporta. Aprende, a través del gateo, a enfocar ambos ojos para ver una sola imagen. Además, al tener que ver su camino entrena su visión para enfocar a una distancia de 30-40 cm aproximadamente, la misma distancia a la que deberá colocar el libro cuando empiece a leer y escribir.

En tercer lugar, gatear implica avanzar en patrón cruzado (brazo derecho y pierna izquierda para avanzar y brazo izquierdo y pierna derecha para apoyarse y viceversa), lo cual a la vez ejercita la coordinación entre el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho del cerebro. Al existir esta coordinación entre los hemisferios también se logra la coordinación de ambos ojos, oídos, manos, pies y en general del lado izquierdo y el lado derecho para realizar actividades como caminar, correr o saltar posteriormente

En cuarto lugar, la estimulación del sentido del tacto envía muchísima información a cerebro cuando el bebé pasa por diferentes texturas como la alfombra, el piso, la madera la grama o el cemento. Además, puede sentir distintas temperaturas, como cuando el so se proyecta por una ventana y calienta una porción del piso por donde está gateando e bebé.

Gatear es un proceso de estimulación integral importante, en un paso natural previo a caminar, pero si el bebe no gateo, no significa que se haya perdido de estos beneficios después de aprender a caminar podemos jugar de perritos, vaquitas, leones etc. para motivar este ejercicio vital.

El niño fortalece los músculos y las articulaciones de los brazos, piernas, cuello y espalda
La estimulación táctil que recibe mejora su capacidad de coordinación y equilibrio: le ayuda a comprender conceptos de distancia y espacio y le permite satisfacer su curiosidad y ganas de aprender.
Aumenta su autonomía, ya que comienza a tomar sus primeras decisiones cocina o al salón" "¿me paro a jugar con este peluche o sigo a mamá?"

Precauciones.

Procurar que el lugar por donde se mueva sea limpio y seguro, Vigilar los enchufes
Aparta los objetos puntiagudos, retira las cosas pequeñas que se pueda llevar a la boca todo aquello que sea une amenaza para su seguridad.

¿Por qué hay niños  que gatean  y  otros que no?

Principalmente porque no todos los niños se desarrollan igual. Normalmente se sientan a los seis meses, empiezan a gatear a los ocho y a caminar al año. Pero hay niños que por otras razones tales como sobrepeso, bajo tono muscular, genética familiar o menor estimulación ambiental (no son puestos boca abajo para jugar), no desarrollan el suficiente control postural para ¡legar por sí solos a colocarse en cuatro pies, y por lo tanto retrasan la posibilidad de desplazarse en esta posición. El paso previo a gatear es el arrastre. Si un niño no gatea, tal vez pueda arrastrarse e incorporarse a la posición de pie, para luego caminar. Incluso hay casos en que los niños gatean después de haber aprendido a caminar.

Beneficios.

La importancia del gateo es que es una etapa de exploración. Es lo que permite a un niño conocer el medio, los conceptos de espacio (cerca-lejos, arriba-abajo, grande-chico), lo: límites físicos, la velocidad. Permite además formar los arcos de la mano (lo que en el futuro permitirá el uso de la pinza fina), favorece la disociación de movimientos en el tronco, le que posteriormente será utilizado al caminar. Les da seguridad y confianza en sus posibilidades de exploración.




El papel de los Padres.

Resulta básico el ojo clínico de los papas, aunque sean primerizos. Que sean capaces de entregar mucho cariño en forma espontánea, lo que implica mecerlos, acurrucados hablarles con cariño, etc. Todo esto les ayudará a lograr una mayor estabilidad emocional, la que a su vez repercutirá en una estabilidad sensorial y motriz. Paulatinamente los padres; pueden incrementar el desafío sobre las capacidades de sus hijos cambiándolos de posición, motivándolos a moverse y a explorar, alejándoles los juguetes para que se desplacen a buscarlos. Ya más grandes pueden armar laberintos con los mismos objetos, muebles de la casa, para que aprendan a moverse en espacios con límites y desarrollen este concepto. Es decir, darles alternativas  al gateo.

Procurar el desarrollo de muchas formas diferentes.

Hacerlo girar en el suelo, sentarlo apoyado con cojines para estimular el equilibrio y fortalecimiento del tronco. Ponerlo mucho boca abajo, porque le permite apoyarse sobre sus manos y brazos y favorece el arrastre.
Los padres deben tomar conciencia de que el gateo conlleva muchos beneficios en la vida futura de su hijo.

Desde el momento del nacimiento, el crecimiento físico es un proceso que sigue ciertas pautas y un calendario madurativo en el que intervienen componentes hereditarios y factores ambientales como la alimentación, hábitos de sueño y reposo y el estado de salud del niño.

El gateo y el desarrollo del cerebro.

El gateo crea rutas de información neurológicas entre los dos hemisferios, es decir, facilita el paso rápido de información esencial de un hemisferio a otro. Estas rutas creadas no sólo sirven para sentar las bases de las funciones superiores de movimiento, sino que son precursoras de conexiones que servirán para crear otras entre los dos hemisferios y que son trascendentales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.

El gateo y la coordinación.

"El gateo implica que el brazo derecho vaya sincronizado con el pie izquierdo y el brazo izquierdo con el pie derecho. A esto se llama patrón cruzado, ya que dos ejes se cruzan. Mediante el apoyo en equilibrio sobre estas dos extremidades opuestas, el ser humano puede desplazarse. Este movimiento comprende el eje de las caderas y de los hombros. Las articulaciones se mueven en rotaciones contrarias entre sí al avanzar gateando y crean una torsión relativa de la columna en cada sentido en función del eje actuante. Dicha torsión posiciona correctamente y sin sufrir presiones extrañas se tonifica adecuadamente los músculos, que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente erecta cuando esté maduro para caminar".
El gateo, el niño, el mundo y su medio
"La distancia que existe entre los ojos y la palma de la mano al gatear se convierte en una medida fundamental. Con esa nueva medida corporal, el niño mide el mundo que lo rodea y se adapta más eficientemente al medio porque lo mide constantemente y va retomando información espacial ordenada'.
Un claro ejemplo de lo mencionado es cuando una persona después de muchos años vuelve a la casa donde pasó su infancia, la percibe más pequeña de lo que la recordaba. Esto se debe a que entonces la propia medida (medida de los brazos extendidos) era menor.

Establece la futura lateralización.

 "En el nivel de desarrollo posterior al gateo comienzan los primeros procesos corticales (de la corteza) de lateralización. Con él, uno de los hemisferios se convierte en dominante y e otro en servidor, para no tener que operar con ambos a la vez. Al conectar los dos hemisferios gracias al gateo se facilita acudir más rápidamente a funciones más complejas que requieren de ambos hemisferios".

Un niño con un nivel de organización superior coge la pelota que le mandaron rodando con una mano o con otra, dependiendo de si está a un lado o a otro, o si está en un nivel superior de organización dependerá de si es diestro o zurdo.

Ayuda a poder escribir en el futuro.

Mediante el gateo se desarrolla la coordinación cerebral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir. Por tanto, favorece decisivamente la aparición temprana de ambas funciones leer y escribir con los beneficios adicionales que ello conlleva intelectualmente.

Consejos: Colocar al bebé boca abajo a partir de los cinco meses para que comience a levantar la cabeza. Luego, en esta posición con el tiempo ya no se sentirá fatigado y comenzará a tener fuerza en sus brazos y posteriormente en las caderas.
Una vez que haya logrado esto, se recomienda material ligero como juguetes de plástico y de colores llamativos y colocarlos frente a el, pero un poco alejados para que quiera alcanzarlos.

También puede colocar alrededor del pecho del menor una toalla y usted hacer el ejercicio de levantarla un poco para que el bebé quede apoyado en los cuatro puntos (piernas y manos}. Si realiza este ejercicio varias veces, sin llegar a fatigarlo, podría estar estimulándolo a que gatee pronto.

Se recomienda que el niño  se sienta como en cuanto al lugar en que esta ubicado y la ropa con la que esta vestido.
Gatear es un proceso que se desarrolla gradualmente desde que el bebé logra sostener su cabeza hasta que aprende a sentarse y a cambiar de ésa posición a una cuatro palas. No todos los bebés gatean en cuatro patas, otros prefieren arrastrarse con ayuda de sus manos. Incluso existen bebés que omiten la etapa del gateo y pasan a caminar; lo importante es que cuentan  con la posibilidad de desplazarse y ejercitar sus músculos sin ningún inconveniente.

La etapa del gateo generalmente comienza entre los ocho y once mese de edad, aunque principalmente depende del ritmo en que se desarrolla cada bebe. Algunos pueden adelantarse o tardarse más que otros, lo ideal es que siempre estés acompañándolo y proporcionándole una adecuada estimulación durante los tres meses que dura esta etapa.

Estimulación para Gatear.

Sí el bebé encuentra dificultades a la hora de gatear hay que tener en cuerna que e diferentes ejercicios para estimularlo. Uno de los ejercicios más recomendados es coloca algunos de sus objetos preferidos a cierta distancia para que él los tome por sí mismo. En e trayecto que deba realizar ponerle algunos obstáculos como cojines y almohadas. Es de gran importancia que nunca lo dejes solo, que alejes todos los objetos peligrosos con lo que se pueda tropezar.

Entre los múltiples beneficios de gatear se encuentran.

Tonificación de hombros, brazos y tercio superior. Se desarrolla fuerza, coordinación y habilidad en muñecas, manos y dedos. La coordinación de los dos lacios del cerebro, hemisferio izquierdo y derecho, integre el sistema motor y todos los sentidos. Se aprende a mantener las piernas juntas, fundamental a la hora de caminar.
Gracias a que el peso se desplaza hacia los hombros se desarrolla habilidad en le futura escritura. Aumenta la autonomía y la independencia del bebé. Así mismo éste comprende conceptos de distancia y espacio.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada